fbpx

Empezar a Programar: Errores Comunes

Para empezar a programar sólo hay que tener paciencia y dedicación. Pero también hay que evitar estos errores comunes. Descubre cuáles son.

Compartir esta publicacion

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Una vez que decides aprender a programar vas a encontrarte con muchos obstáculos. Escribir código no es fácil aunque es un área de trabajo que cada vez atrae a más personas. Hay muchos tutoriales, cursos y sitios que pueden ayudarte a empezar a programar, pero seguro no te salvarán de estos errores. Conócelos y evítalos con esa guía para principiantes.

Memorizar en lugar de entender

Líneas de código colorido

Memorizar fragmentos de código puede ser útil, pero no es fundamental al principio. Pasa con algunas personas que están aprendiendo a programar. Gastan mucha energía en aprender fragmentos de código de memoria. Entonces, al momento de estar escribiendo código, lo que hacen es reproducir los códigos que conocen.

¿Qué hay de malo en ello? Que muchas veces saber los fragmentos de código no deriva en un programa funcional. Puede ser que conozcas el código que hace una u otra cosa pero que al insertarlo no funcione como esperabas. Sin entender cómo funciona cada parte del código, no vas a saber qué modificar.

Es normal que al empezar a programar olvides fragmentos de código usuales y tengas que buscarlos. No hay nada de malo en ello. Con la práctica los aprenderás de memoria. De tanto usarlos y manipularlos vas a recordarlos, pero date tiempo. Es mucho más importante entender para qué sirve cada cosa.

Recuerda que no eres la primera persona en programar. Hay muchos recursos para tener a la mano código. No necesitas saberlo de memoria, siempre puedes consultar bibliotecas u otras herramientas. Puedes encontrar algunas en mi post 10 Increíbles Herramientas para Desarrolladores Web y en Extensiones Útiles de Google Chrome. Es mucho más importante que estudies las funciones del código y las comprendas a profundidad. Eso es lo que realmente te dará maestría.

No practicar lo suficiente

Código binario

La programación es una habilidad práctica. Requiere tiempo, paciencia y constancia. Al principio puede parecer que no avanzas demasiado pero debes de superar esa sensación para continuar mejorando. Aunque no todas las formas de estudio son las óptimas.

Primero, al empezar a programar no es recomendable hacer sesiones largas y espaciadas de estudio. Es decir, no es suficiente estudiar sólo los sábados por siete horas seguidas. Pasarás buena parte de ese tiempo tratando de recordar lo que hayas aprendido la semana anterior porque ya has dejado pasar demasiado tiempo. A la vez, sesiones tan largas harán que te satures y termines fastidiado. Es mucho mejor practicar un poco cada día. Y realmente practicar.

Puede ser que quieras leer un montón de líneas de código. No está mal para familiarizarte con un lenguaje pero no es suficiente. Solamente hacer esto o ver cómo lo hace alguien, no te hará crecer. Puedes convencerte de que lo has entendido todo, pero si intentas usar esas habilidades seguramente te toparás con muchos problemas. Por eso es importante intentar poner en práctica el código en proyectos personales.

Depender de tutoriales

Pantalla con videos de YouTube

Así como sólo leer código no ayuda, los tutoriales no siempre son lo mejor. Están bien al empezar a programar. Pero hay un punto en que los tutoriales se vuelven una zona de confort. Es muy agradable tener a alguien que te lleva de la mano, paso a paso para completar una tarea. Pero, ¿cómo llevar ese conocimiento a un proyecto propio? Esa es la parte por la que muchos se quedan en esta parte del proceso de aprendizaje.

Es como cuando en la escuela era fácil resolver problemas de matemáticas con la maestra. pero a la hora de hacer la tarea, que había que aplicar el conocimiento a un problema diferente se nos hacía muy difícil. Es exactamente lo mismo. Con el tutorial es fácil, vamos de mano de un experto para resolver un problema en especial. Pero extraer el conocimiento para ponerlo en práctica en cualquier otra cosa es un proceso distinto. Puede ser intimidante.

Entonces, ¿cómo hacemos que los tutoriales sean más útiles? Una idea es juguetear un poco por la solución que se nos ha presentado. Si estamos siguiente un tutorial para hacer una animación que se mueva de derecha a izquierda, ¿cómo hacemos para que se mueva de izquierda a derecha? Juega un poco con el código resultante del tutorial aunque sea un cambio simple. Esto te ayudará a realmente entender cómo funciona el código. Volvemos al punto número uno, es mejor entender que memorizar y es mejor entender que reproducir.

Hacer lo que amas

Por otra parte, aprovecho este punto para decir que siempre es mejor practicar un proyectos propios y pequeños. Es muy bueno hacer tutoriales o soñar con trabajar en la siguiente gran red social. Todo es muy válido. Sin embargo, al principio, lo mejor es tener proyectos personales, que te gusten a ti sin necesidad de que sean muy útiles y productivos. Tu principal motor debe de ser hacer algo que amas. A la vez, esos proyectos deben de estar a tu alcance, es imposible saltar de HTML a inteligencia artificial. Ve paso a paso, con pasión hacia tus proyectos y eventualmente llegarás lejos.

Empezar a programar sin un plan

Código CSS

Los puntos anteriores tienen que ver con problemas al momento de estudiar. Este punto está dedicado específicamente al momento de programar. Al principio, con tutoriales, sin tutoriales, con guías o no, con proyectos propios o no… Te vas a equivocar al momento de escribir código. Es inevitable. Pero hay dos cuestiones a tomar en cuenta para que arreglarlo sea más fácil.

Tener un plan

Muchas veces, cuando estás empezando a programar, sientes el impulso de empezar a escribir código. Si esto te pasa, tienes la motivación correcta pero no la planificación. Comenzar a programar y depender de hacer pruebas y regresar a corregir errores, puede ser muy frustrante.

Por eso es importante, antes que escribir, tener un plan. Para cualquier problema, reto o tarea de programación es importante cubrir algunos pasos para planear.

  • Entender el problema: Ninguna solución será óptima si no sabes realmente qué es lo que se debe resolver. Parece obvio, pero analizar el problema te puede ahorrar mucho tiempo divagando en cuestiones que en realidad no son cruciales a la solución.
  • Investigar y experimentar con algunas soluciones posibles: Antes de escribir, puedes investigar qué soluciones han dado otros al problema. Lo diré una vez más: no eres la primera persona en programar. Investiga el problema y las soluciones, así no empezarás desde cero y no estarás perdido.
  • Diseñar el programa y bocetarlo: Antes de escribir puedes hacer un borrador. En todas las actividades que requieren creatividad esto se acostumbra. ¿Por qué saltar directamente a la obra maestra sin saber qué queremos que haya en ella?
  • Escoger la estructura de datos adecuada para tu problema: Hay muchas maneras de acomodar datos. La variedad sirve para acomodar a distintas necesidades. Explora para que elijas la que te hará el trabajo más sencillo. Puedes usar esta guía.

Estas son algunas sugerencias que te pueden ayudar a planificar antes de escribir el código. Quizás tú quieras añadir pasos, como dividir el problema en partes o hacer anotaciones críticas sobre tu sugerencia de solución… Dependerá de tu proceso.

Escribir con claridad

Si tu código funciona pero no se entiende, te estás olvidando de la mitad del asunto. Programar también tiene que ser un proceso funcional y no sólo para ti, también para otros. Si solamente tú puedes entender tu código, será difícil que crees algo que ayude a más personas. ¿Cómo alguien se va a beneficiar de tu programa si no puede editar el código? Es más, si tú mismo después de un tiempo no entiendes lo que escribiste, ¿cómo le vas a dar mantenimiento? Al empezar a programar puede ser que pases por alto cuestiones prácticas. Quizás usaste etiquetas que no se relacionan con lo que hace cada variante o escribiste todo en una sola línea… Esto hará que sea menos legible.

El código debe de ser limpio, legible y sostenible. Tenlo en mente al momento de escribirlo. Si lo haces, aportarás a la comunidad y te harás fácil el proceso de edición a futuro.

Diversificarse demasiado

Múltiples pantallas con código

En un currículum se ve muy bien saber de diferentes lenguajes de programación y tener muchas habilidades. Sin embargo, viéndolo bien, puede no ser lo mejor y muchos empleadores lo saben. Si una persona sabe mucho de muchos temas, lo más probable es que sólo tenga conocimiento superficial de cada uno, en lugar de ser un experto.

Cuando estás aprendiendo a programar puede ser muy tentador pasar de un curso a otro sobre diferentes áreas. Una semana aprendiendo Python, otra semana aprendiendo CSS, otra semana con Java Script… El abanico de posibilidades es inmenso. Pero lo mejor sería que pasaras varias semanas en un mismo tema. Puede ser que tomes un curso y hagas algunos tutoriales además de desarrollar un proyecto propio. Incluso después de esto, quedará mucho por aprender.

Es muy malo creer que uno ya lo sabe todo. Sobre todo cuando de programación se trata, siempre hay algo nuevo por aprender. Mantente al día de las novedades de programación y motívate para retar tus habilidades. En mi artículo ¿Cómo aprender desarrollo web? Enlisto cursos y páginas con retos para mejorar tus habilidades. Revísalo, te pueden servir para afinar tus conocimientos.

Compararte con otros

Programadores trabajando juntos

Es normal que uno se compare con los demás. Sucede en redes sociales y en el campo laboral. Al empezar a programar quizás creas que ya eres muy mayor como para ser el nuevo gran genio de la programación. Puede ser que te sientas intimidado por las habilidades de tus colegas y sientas que realmente no tienes el talento o la inteligencia para ser programador. Nada de esto es cierto.

La programación es una habilidad, como todo puede aprenderse por quien sea. Todo lo que necesitas es tiempo y determinación. Compararte con otros no sirve de nada. Necesitas dejar de lado la crítica destructiva y en su lugar entender que las circunstancias de cada quien son diferentes. Habrá quienes sean increíbles en un cierto lenguaje o que sean muy ingeniosos con sus soluciones o que hayan tenido otros privilegios al momento de aprender. Recuerda esto y mira tus propias virtudes.

También, aprende a mirar el trabajo de los otros como una oportunidad para descubrir cosas nuevas. Si dejamos de competir con los demás y comenzamos a colaborar con ellos y a nutrirnos de las enseñanzas que nos dejan creceremos mucho más.

Espero que estos consejos te sirvan de mucho en tu camino como programador. ¿Cuáles han sido algunos de tus errores cuando comenzabas a programar? Cuéntame en los comentarios.

Si te gustó, sigue leyendo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

- Sobre mí

Soy Giovani Rodríguez, un desarrollador full-stack autodidacta que actualmente reside en Nuevo León, México. Comencé mi andadura como autónomo en este campo hace cuatro años. Todos estos años de arduo trabajo me han recompensado con una gran experiencia en el desarrollo de aplicaciones comerciales y la estructuración de modelos comerciales que son eficientes y aplicables.

- Post Recientes