fbpx

¿Cómo funciona la conexión a internet? Un complejo sistema de cables

¿Quién puede imaginar su vida sin conexión a internet? ¿Pero sabes cómo funciona? El proceso misterioso por el que enviamos y recibimos mensajes requiere de tecnología mucho más básica de lo que crees. Descubre más del internet, la infraestructura que requiere y sus limitaciones aquí.

Compartir esta publicacion

¿Cómo es posible que una persona en la Ciudad de México pueda comunicarse en cuestión de segundos con una en Londres? La conexión a internet nos permite comunicarnos por una variedad de canales. Los mensajes de texto, las llamadas o videollamadas, son medios de comunicación que nos conectan en segundos. Las personas que hace años tardaban meses en comunicarse por correo postal no se imaginaban que un día la comunicación sería tan fácil. ¿Fácil? ¿Realmente es sencillo el funcionamiento del internet?

¿Qué es el internet?

Laptop a medio cerrar con luz azul para representar conexión a internet

Algunos de los más grandes misterios de la humanidad son sobre las cosas comunes. ¿Cuántas cosas utilizamos diariamente sin preguntarnos cómo lo definimos, cómo funcionan o qué mecanismos lo hacen posible? Por ejemplo, ¿cómo es que hay ciudades en medio del desierto que tienen agua potable en sus hogares? ¿de dónde viene? Lo mismo sucede con la conexión a internet. Realmente es una herramienta que se ha vuelto crucial en nuestras vidas, sin embargo, la mayoría lo usamos sin reparar en qué es.

Todos usamos el internet, pero ¿cómo lo definimos? Realmente, ¿qué estamos usando cuando usamos el internet? Al enviar un mensaje de texto y recibir una respuesta en segundos, ¿qué fue lo que lo hizo posible? Usar internet todos los días no significa que realmente entendamos qué estamos usando.

Y es que en realidad el internet es misterioso. Parece estar, a la vez que contenido en nuestros celulares o computadoras, es un espacio a parte del mundo físico. Pese a esta percepción del internet como un espacio intangible, también es capaz de contener buena parte de nuestras vidas. En el internet están las fotografías, pensamientos, música, preferencias, opiniones, datos personales… de millones de personas. Cada vez es más fácil imaginar que migraremos toda nuestra vida a este espacio intangible, Meta es parte de esta ambición.

¿Pero qué es el internet en sí? Bueno, a quien le debemos buena parte de la creación del internet es a Tim Berner Lee. Él es el ingeniero en comunicaciones responsables por los códigos HTML, HTTP, los URL y los servidores. Fue en 1989 cuando se materializó la idea de crear una red informática global, un espacio libre y abierto para que todas las personas pudieran compartir ideas y conocimiento. Es así como el propio Berner explica el internet en el sitio World Wide Web Foundation. Es decir, el internet es una red global a través de la cual compartimos información.

¿De qué está hecha la red? Cuando pensamos en internet posiblemente estemos pensando en conexiones inalámbricas, si juntamos eso con la idea de red podría venir a nuestra mente la imagen de una red invisible de conexiones entre dispositivos que se comunican. Sin embargo, esta sería una idea errónea de la conexión a internet. La idea de una red de cables físicos es muchísimo más acertada.

A pesar de que es cada vez más común el WiFi o el uso de datos móviles, no hemos podido dejar de lado los cables, antenas y satélites para hacer posible esta conexión a internet. Detrás de un mensaje de texto que se recibe y responde en apenas unos segundos están implicada muchísima infraestructura. Lo que nos lleva al punto principal: ¿cómo hace posible toda esta infraestructura la conexión a internet?

¿Cómo funciona la conexión a internet?

Cables de fibra óptica con pulsaciones de luz que representan miles de mensajes que se transmiten a través de la conexión a internet

Aunque pareciera que cuando usamos WiFi los mensajes o la información llega milagrosamente por el aire, no hay nada más lejano a esto. Las conexiones a internet inalámbricas requieren de mucha infraestructura física. Es una realidad poco conocida que nuestras conexiones, sean telefónicas, de telégrafos o de internet, nunca han sido virtuales, siempre se han valido de aparatos físicos que nos mantienen conectados.

Para explicar cómo funciona el internet hay que primero conocer las partes que lo conforman y establecer en qué parte de ellas nos movemos usualmente. Estas son las partes del internet:

  1. La primera y última milla
  2. Centros de internet
  3. La columna vertebral del internet

¿Qué sucede en cada una de estas partes?

  • La primera y última milla: aquí es donde están los usuarios. Todas las acciones que implican establecer una conexión a internet para recibir información. Es decir, mensajes de texto, aplicaciones, notificaciones… etc.
  • Centros de internet: ¿qué es esto? Bueno, es literalmente un edificio lleno de cables y servidores que conectan entre distintas redes. Estos centros hacen posible que una persona que usa compañía de internet o servicio de telefonía distinto al tuyo se pueda comunicar contigo igual.
  • La columna vertebral de la conexión a internet: el nombre lo dice todo, aquí es donde realmente está el internet. Estos son los cables físicos submarinos que conectan a millones de usuarios de internet no sólo en una comunidad o país, sino que alrededor del mundo.

Entonces, conocemos las partes y de qué se componen, pero la pregunta sigue sin resolverse, ¿cómo funciona el internet? Veámoslo con un ejemplo práctico: ¿cómo llega una foto de un celular a otro?

Llamaremos teléfono 1 al de la persona que envía de la foto y teléfono 2 al de la persona que recibe. El teléfono 1 toma la foto y para poderla compartir por chat la va a partir en muchos pedacitos pequeños que sean más fáciles de manejar. Imaginemos que debe de meter esos pedazos en sobres distintos con algunos datos que indicarán a donde va, entre mucha otra información que dará orden a la imagen final y asegurará que llegue a su destino. Esta información pasará a ser una serie de unos y ceros, pues las computadoras se manejan en lenguaje binario. Cada uno y cada cero es un bit, ocho de ellos conforman un byte. Una foto de 1.1 megabytes está compuesta de 8,800,000 bits.

Una vez que la información pasa a ser esta serie de unos y ceros es que pueden ser transferidos al enrutador. ¿Cómo sucede esto? Por medio de radiofrecuencias emitidas por el teléfono 1. Se utiliza una frecuencia en especial para los unos y otra para los ceros que capta el enrutador. Una vez en el enrutador debe de transformar esas radiofrecuencias en algo que pueda pasar por sus cables. Estos son usualmente pulsaciones eléctricas de alta velocidad.

¿A dónde van estas pulsaciones? Del enrutador pasa a un cable que es propiedad de tu compañía de conexión a internet. Este cable se conecta con los centros de internet. Ahí es donde encontrarán la ruta más rápida para llegar al teléfono 2. Es en estos centros donde se conectan los distintos proveedores y redes. En estos centros el mensaje buscará como llegar al enrutador al que esté conectado el teléfono 2 para que el enrutador emita la radiofrecuencia encriptada con la imagen y sea recibida por fin.

El proceso es igual si se está conectado a través de una conexión de internet inalámbrica celular. En lugar del enrutador, a lo que estamos conectados es a antenas cada tantos kilómetros que son las encargadas de emitir y recibir las radiofrecuencias para asegurar nuestra conexión a internet. Es decir, si yo estoy usando la conexión inalámbrica de mi compañía telefónica desde la calle y envío un mensaje a alguien que está conectado a WiFi, en lugar de que la información de mi teléfono (que sería el 1) pasara por el enrutador, pasaría por una antena y llegaría al teléfono 2 a través de su enrutador, y viceversa de ser el caso contrario.

¿Pero qué pasa cuando estamos intentando enviar un mensaje a alguien que se encuentra del otro lado del mundo? En ese caso, nuestro mensaje deberá de tomar carreteras de cables submarinos. Nuestra conexión a internet a nivel mundial depende de millones de kilómetros de cables que conectan países y continentes como lo hacen los de los centros de internet.

Actualmente hay más de 400 cables que cubren más de 1.3 km de cables que son la infraestructura para la conexión a internet. Estos cables son de fibra óptica y están recubiertos de varias capas para protegerlos. Sin embargo, no son infalibles.

La vulnerabilidad de la conexión a internet

Cables rojos conectados a servidor para proveer conexión a internet

Los cables que conectan el mundo pasan por debajo del mar.  Muchas veces solamente están sobre el suelo submarino, en algunos casos sí están enterrados por debajo, pero esos casos son la minoría. Hay muchos factores que los pueden dañar y dejar a millones de personas sin conexión a internet.

Por increíble que parezca, a veces estos cables son mordidos por tiburones. Sin embargo, no son ellos los culpables de la inestabilidad de tu internet. La actividad humana como la pesca, los buques transportadores, taladrar en el océano, son actividades que afectan mucho más a la estabilidad de estos cables. A veces las anclas los dañan o los mueven de lugar, o las redes de pesca se atoran en ellos. Otro gran factor que afecta a estos cables son los movimientos geológicos. El movimiento de las placas tectónicas, los terremotos o las explosiones volcánicas, pueden mover o dañar los cables.

Si esto pasa relativamente seguido, ¿por qué no nos quedamos sin internet? Muchas veces lo que se hace es conectarse a otros cables, los mensajes encuentran otras rutas para hacer llegar la información. Sin embargo, puede pasar que en zonas remotas que dependen de una sola conexión, al verse afectada se queden sin conexión a internet. Esto fue justo lo que pasó en Tonga. En enero de 2019, el cable que les da conexión a internet se movió de lugar dejándolos incomunicados. En enero de 2022, ese mismo cable se vio afectado por la explosión de un volcán submarino, los trabajos de restauración han tomado semanas. Por la falta de conexión a internet hubo problemas para proporcionar ayuda a todos los afectados por la explosión en la zona.

Para lo dependientes que somos del internet es importante recordar que no se trata de una entidad todopoderosa en el cielo. La conexión a internet es un sistema complicado, es tangible y requiere del trabajo de muchas personas para lograrlo.

Conclusiones sobre la conexión a internet

Cables blancos conectados a servidor para conexión a internet

La conexión a internet es una necesidad primaria hoy en día. Pese a ello pocos entendemos realmente cómo funciona. Al final del día, el internet requiere de cables, antenas, servidores y radiofrecuencias que se comunican entre sí codificando y decodificando mensajes hasta nuestros celulares. Saber lo básico sobre la infraestructura necesaria nos ayuda a conocer cómo esta creación humana llega a nosotros y a apreciarla por la maravilla que es sin dejar de lado sus vulnerabilidades y limitaciones.

Si te gustó, comparte este contenido y sigue leyendo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

- Sobre mí

Soy Giovani Rodríguez, un desarrollador full-stack autodidacta que actualmente reside en Nuevo León, México. Comencé mi andadura como autónomo en este campo hace cuatro años. Todos estos años de arduo trabajo me han recompensado con una gran experiencia en el desarrollo de aplicaciones comerciales y la estructuración de modelos comerciales que son eficientes y aplicables.

- Post Recientes